Estenosis Esofágicos y colocación de stents esofágicos autoexpandibles por Dr. Carlos Campos Goussen.

Intolerancia a la lactosa
May 14, 2018
Cálculos en la vesícula por el Dr. Hildalgo
June 1, 2018
Show all

Estenosis Esofágicos y colocación de stents esofágicos autoexpandibles por Dr. Carlos Campos Goussen.

El esófago es una estructura tubular que conecta la cavidad oral con el estómago. Normalmente el diámetro del esófago ronda entre 2 y 3cm. Diferentes patologías gastrointestinales, tanto malignas como benignas, pueden producir estrecheces o zonas que no permiten el paso de los alimentos.

Algunas estrecheces, pueden resolverse realizando una dilatación neumática con balón, con seguimiento endoscópico seriado.

Otras estrecheces, en su mayoría malignas, requieren colocación de una prótesis metálica autoexpandible o SEMS (de sus siglas en inglés Self Expandable Metal Stents).

Este tipo de dispositivo SEMS, consiste en una “malla” metálica que mediante un sistema de liberación especial, realizado bajo sedación en una sala de endoscopia digestiva con acceso a una máquina de Rayos X (flouroscopia), se coloca el mismo el cual poco a poco comienza a expandirse hasta que logra un diámetro adecuado para empezar a dilatar la zona extrecha.

Este tipo de dispositivo ejerce una fuerza radial continua que poco a poco dilata y aumenta el diámetro de la zona afectada.

Los SEMS se puede colocar en estrecheces malignas (cancer de esófago, por ejemplo), en estrecheces por cáusticos, de causa péptica, entre otras.

Debe valorarse cada caso por un especialista en gastroenterologia, para decidir si la patologia es tributaria a colocación del SEMS y determinar las características de los mismos, como la longitud, el diámetro, el material, entre otros.

Existen SEMS totalmente cubiertos, parcialmente cubiertos o sin cobertura, dependiendo de patologia de fondo, y valorando el tiempo que se supone va requerir tener el stent colocado.

Como todo procedimiento en medicina existen complicaciones, dentro de las cuales están: migración del SEMS, perforación, sangrado, etc. Las complicaciones son raras y pueden ser manejadas en su mayoría endoscópicamente.

Una vez en la sala de endoscopia se localiza la zona estrecha, a través de la misma se introduce una alambre guía el cual llega a la cámara gástrica, y se confirma radiológicamente. Una vez que el alambre guía se encuentra en el estómago, se procede a la introducción del SEMS, el cual viene premontado en una cobertura especial, que permite que el stent este “compactado” y podamos introducirlo más allá de la estenosis. Una vez colocado en su lugar, corroborado radiológicamente, se procede a desprender el stent del sistema de liberación y dejar el mismo colocado in situ.

El paciente posterior al procedimiento se valora por algunas horas y se espera que se encuentre asintomático para poder egresar.

Cada enfermedad posee un tiempo determinado que debe dejarse colocado dicho SEMS, determinado por el médico especialista en gastroenterologia.

Gracias a esta tecnología, en el manejo de las estenosis esofágicas puede darse una opción terapéutica real y efectiva, con mínimas complicaciones.

 

Comments are closed.